Las TIC impulsando el desarrollo socioeconómico

Las TIC impulsando el desarrollo socioeconómico

Las TIC impulsando el desarrollo socioeconómico

 El cómo generar desarrollo económico sostenible en un país ha sido un debate mundial por muchos años, pues los ingresos que se generan a partir del mismo, determinan, en buena parte, el aumento en el nivel de vida de una sociedad, (Hanushek, 2004).

Mientras que en las naciones con mayores ingresos, su población tiene acceso a los sistemas de salud, a la educación, vivienda, alimentación y diversión, entre otros, en los países con menores ingresos, el habitante promedio tiene múltiples restricciones. De tal manera, el crecimiento económico es un asunto que interesa tanto a los países desarrollados para mantener su senda, como a los países en vías de desarrollo para superar brechas. Si bien hay varios factores que explican el crecimiento de una economía, la productividad es el más relevante, pues determina la cantidad de bienes y servicios generados por la población y la industria.

La productividad es el resultado de la creación y desarrollo de nuevas ideas, las cuales pueden potenciarse a través del capital humano y de la tecnología, lo que jalona tasas de crecimiento en el largo plazo, Schultz (1963) y Becker (2000). Según Temple (2000), esto depende de personas altamente cualificadas que realicen investigaciones, generen nuevos conceptos e incluso fomenten nuevas formas de negocio que impulsan el desarrollo de las industrias.

En ese sentido, el desarrollo del capital humano requiere de tiempo, recursos, esfuerzo y dedicación, que se transformará en frutos en el mediano y largo plazo. Al mismo tiempo y como parte de esos esfuerzos, se encuentran las políticas para el fortalecimiento de las habilidades y competencias de los habitantes de un país, que pueden tomar muchos años en su implementación y apropiación y, más aún, en su masificación. De tal manera, hay una necesidad de responder a los desafíos tecnológicos y de progreso actual, siendo las TIC una herramienta fundamental para apoyar la educación universal, superando mecanismos tradicionales de atención a las necesidades del país, haciendo que su acceso sea equitativo y fomentando que el desarrollo de las competencias de los estudiantes, esté de acuerdo con las realidades globales. Según Unesco (2013) TIC facilitan los métodos centrados en el aprendizaje del estudiante y en esquemas de desarrollo experiencial, fomentando esquemas mentales que permiten resolver desafíos de situaciones aún inexistentes, necesarios en la economía digital.

Lo anterior reafirma la necesidad de contar con una política de mediano y largo plazo que priorice la incorporación de las tecnologías en los procesos de aprendizaje y enseñanza, otorgándoles no un sentido accesorio sino potenciador de la educación, tal y como lo fomenta el Plan Nacional Decenal de Educación 2016-2026 de Colombia.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *

Límite de tiempo se agote. Por favor, recargar el CAPTCHA por favor.