Portada » Blog » ¡Gracias profes queridos por fomentar una mejor sociedad a pesar de las circunstancias!

¡Gracias profes queridos por fomentar una mejor sociedad a pesar de las circunstancias!

Por Martha Castellanos
Vicerrectora Académica de Areandina
[email protected]

Durante más de un año en pandemia, la mayoría de los docentes han demostrado que pueden ser flexibles y recursivos para alcanzar sus objetivos formativos y a la vez, motivar a sus estudiantes para continuar con su aprendizaje, a pesar del desempleo, el contagio de la Covid-19 y los conflictos que se han presentado en varias familias de sus estudiantes. Más de 1,4 millones de docentes de educación superior en América Latina y el Caribe, tuvieron que migrar de la modalidad presencial a la remota para continuar con el desarrollo de las clases, de acuerdo con el Instituto Internacional de la UNESCO para la Educación Superior en América Latina y el Caribe1.

Los docentes durante la pandemia no sólo han tenido que desarrollar nuevas habilidades para ajustar su enseñanza a la modalidad remota, buscando tutoriales, participando en cursos, webinars y pidiendo orientación de sus colegas, sino que, además, han logrado acercarse más a sus estudiantes, desde la empatía y el interés por su estado emocional, en últimas, ejerciendo una docencia integral, desde el conocimiento y lo humano, como lo resalta Dhawan (2020)2.

Esto último ha ocurrido incluso en los programas académicos de modalidad virtual, pues si bien el estudiante no tuvo que ajustarse a un entorno de aprendizaje mediado por tecnología pues ya lo conocía, su vida diaria sí presentó cambios sustanciales por cuenta del confinamiento, llevando a que asumiera todos sus roles en un mismo espacio y tiempo.

Los docentes a su vez están viviendo complejidades en sus propios hogares y entornos, teniendo que lidiar al mismo tiempo en el día a día con cámaras apagadas, caídas en la conexión e ineficacia de algunas de las actividades didácticas que han diseñado con esfuerzo y dedicación. A pesar de ello, los docentes están dando ejemplo de resiliencia y perseverancia, pues saben que en ellos recae la inmensa responsabilidad de formar mejores ciudadanos con criterio, que puedan aportarle a la sociedad.

Por ello, en esta pandemia, además de los profesionales de la salud, los docentes han sido los otros héroes que han desafiado el sistema tradicional, las ambigüedades actuales, se han reinventado y su labor, hoy más que nunca es absolutamente reconocida y valorada no sólo por el aprendizaje que fomentan, sino también por formar integralmente a los estudiantes.

El camino recorrido durante este último año ha sido virtuoso y con amplios aprendizajes, entre ellos, el saber que aún se debe continuar trabajando en la formación docente. De acuerdo con una reciente encuesta desarrollada por más de 700 docentes, bajo el liderazgo del docente Germán Acevedo de la seccional Pereira y con el apoyo de la Dirección de Desarrollo Docente de la Vicerrectoría Académica de Areandina, se identificó que los docentes han podido ampliar y fortalecer la capacidad para reunir, procesar, comprender y evaluar información, datos y contenidos digitales de forma crítica. A su vez, se detectó que las competencias digitales que requieren mayor profundización son la creación de contenido y el conocimiento en seguridad digital para la protección de datos de los estudiantes y el docente.

Teniendo en cuenta que, según la CEPAL, el 60% de los hogares en América Latina tienen acceso a Internet3 y en Colombia, sólo lo tienen el 50% de los hogares, de acuerdo con el DANE4, situación que sin duda se refleja en los estudiantes de la comunidad Areandina, se debe continuar desplegando estrategias complementarias para lograr el aprendizaje de los estudiantes, a través de fortalecimiento de las competencias didácticas de los docentes.

Por otro lado, es importante evidenciar que Colombia desde hace casi tres semanas, da cuenta al mundo de que se vive en una época compleja, pues a la pandemia se le une el descontento social. El país está demostrando que las posiciones expresadas en redes sociales pueden ser malinterpretadas y tomadas fuera de contexto, generando huellas profundas que se funden con deudas históricas en la construcción de las bases de la sociedad colombiana.

Así mismo, se evidencia que las animadversiones que se manifiestan en lo virtual se concretan en lo presencial, cobrando vidas en las calles y principales ciudades, destruyendo la infraestructura pública y privada y poniendo en riesgo a la población civil, a las fuerzas de orden público y a las instituciones y, por ende, a la estabilidad del país.

Ante esta situación, se valora aún más el papel del docente en la educación superior, ya que su voz y opinión tienen el poder de inspiran a los estudiantes y de inculcarles el valor del pensamiento crítico, del disenso y de la protesta reflexiva para fomentar logros en el desarrollo de la sociedad.

Por ello, el docente tiene la inmensa responsabilidad de invitar a sus estudiantes y a la sociedad a no entrar en el juego de la discordia, en el que se generan bandos y los mismos se categorizan como “buenos” o “malos”. El docente debe entonces fomentar el diálogo, la empatía y la posibilidad de discutir y exponer las diferencias sobre la mesa, para alcanzar acuerdos que contribuyan a construir un país más equitativo.

De tal manera, en este día tan especial, les doy las gracias profes queridos por su dedicación continúa, por buscar ser mejores cada día, por tener propósitos que superan el día a día y les permiten contribuir al fortalecimiento de la sociedad desde los espacios formativos y la discusión respetuosa y abierta y sobre todo, por su firme convicción que desde la educación y el aprendizaje a lo largo de la vida, se establecen los criterios para adaptarse y asumir de la mejor manera circunstancias ambiguas en futuros inciertos.

Gracias por ser ejemplo de calidad y formar humanistas, de acuerdo con nuestro Sello Transformador Areandino.

¡Es un orgullo trabajar con ustedes!

[1] http://www.iesalc.unesco.org/wp-content/uploads/2020/04/COVID-19-060420-ES-2.pdf

[2] Dhawan, S. (2020). Online Learning: A Panacea in the Time of COVID-19 Crisis. Journal of Educational Technology Systems Volume: 49 issue: 1, page(s): 5-22. Recuperado de: https://journals.sagepub.com/doi/full/10.1177/0047239520934018

[3] CEPAL (2020). Universalizar el acceso a las tecnologías digitales para enfrentar los impactos del COVID-19. Recuperado de: https://www.cepal.org/sites/default/files/presentation/files/final_final_covid19_digital_26_agosto.pdf

[4] https://www.dane.gov.co/index.php/estadisticas-por-tema/tecnologia-e-innovacion/tecnologias-de-la-informacion-y-las-comunicaciones-tic/indicadores-basicos-de-tic-en-hogares

Compartir